Esta usted en:

Patrimonio Cultural


Puente Mocho

Siglos II-III

La Sierra de Segura durante época romana fue un importante paso de caminos que comunicaba el suroeste peninsular con el Levante a través del valle del Guadalimar y la Meseta con el sur a través del valle del Alto Guadalquivir. De ahí que queden numerosos restos de infraestructura viaria, entre los que destacan puentes y calzadas romanas. 

Este puente romano, de los siglos II-III, sobre el río Guadalimar, se sitúa entre los términos municipales de Beas de Segura y Chiclana de Segura.La estructura es de grandes dimensiones distinguiéndose dos cuerpos bien diferenciados: el principal está compuesto por dos ojos con arco de medio punto y resortes a sus lados en los que van incorporados otros dos ojos de emergencia; el secundario estaba preparado para las ocasionales avenidas del río y está compuesto por otros dos ojos principales, aunque de menor tamaño.La construcción, con un aparejo de grandes sillares colocados a cuerda y tizón, denota una gran perfección técnica con la que se consigue un resultado de gran solidez como demuestra la pervivencia del puente hasta nuestros días. El papel de esta obra en el esquema de comunicaciones romanas de la zona parece decisivo. Estrabón ya mencionaba una bifurcación de la Vía Augusta antes de llegar a Cástulo que salvaba el «Saltus Castulonensis» y que puede coincidir con el emplazamiento de Puente Mocho; en cualquier caso, por su posición, Puente Mocho es el centro de un cruce de caminos entre Cástulo, Guadíx, Cartagonova por la Sierra de Segura y Saetabis que justificaba la magnitud de la obra. El puente ha seguido en uso hasta hace poco, sirviendo para el paso de vehículos de las explotaciones agrícolas colindantes.

Volver

 

Yacimiento Arqueológico Terrazas del Guadalimar : Puente Mocho

La ocupación humana del entorno de lo que hoy es Beas de Segura es muy antigua. Los primeros testimonios humanos de la Sierra de Segura aparecen en este yacimiento, en el paraje de Puente Mocho, nombre que se designa a un extenso hábitat al aire libre junto a las terrazas del río Guadalimar. Se hallan materiales del Paleolítico Inferior y Medio de los albores de la última glaciación (entre 100.000-10.000 aC).

Este lugar era paso de importantes mamíferos, tenía abundantes recursos pesqueros y abundante materia prima para la fabricación de herramientas de piedras talladas, destacando cantos rodados y guijarros trabajados en cuarcita.

Los restos de industria lítica achelenses de este lugar fueron descubiertos en 1913 por Cabré y el Abad Breuil y parte de ellos se encuentran en el Museo Provincial de Jaén, en la Sección de Arqueología, sala 1: Prehistoria.

Es el yacimiento arqueológico más antiguo de la provincia de Jaén, por lo que las piezas más antiguas que se conservan en el museo arqueológico provincial, son las procedentes de este yacimiento .

Volver

 

Iglesia de las Carmelitas o San José del Salvador

Portada barroca, del siglo XVII, abre con arco de medio punto sobre impostas enmarcado por columnas y pilastras dóricas, y adornado con ménsula en la clave y rosetas en las enjutas. Sobre un friso con triglifos se insinúa un frontón partido que abre a un segundo piso aún más estrecho: una hornacina con pequeño arco de medio punto que, flanqueado por pilastras y escudos, acoge a San José con el Niño. Sobre ella se exhibe el escudo de la Orden. Remata la fachada un gran frontón con óculo en el tímpano y pináculos en los vértices. En el interior su única nave se cubre con bóveda de cañón con lunetos y sobre el crucero con media naranja.

En 1983 le fue incoado expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural.

En 2003 se llevó a cabo una nueva reforma muy necesaria y urgente, que es la que ofrece el aspecto actual de la iglesia.

Volver

 

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Esta iglesia de origen medieval, antiguamente bajo la advocación de Santa María de Gracia, ha sufrido varios percances, los más graves propiciados por las tropas francesas en su huida tras la derrota de Bailén. A partir de 1825 se inició un largo periodo de obras para su restauración.

En su interior existe una pintura sobre pared cubriendo el amplio espacio absidal. Su iconografía recoge tres temas principales:
La Coronación de la Virgen, La Ascensión del Señor y La Visitación.
En la fachada de la Iglesia se puede contemplar un impresionante fresco. De su exterior destaca la torre campanario de base cuadrada en un pináculo de teja.

Volver

 

Esculturas de Unghetti
Uno de los episodios más trágicos de la historia contemporánea de Beas de Segura fueron las graves inundaciones del 17 de Septiembre de 1955, cuando las aguas enfurecidas que bajaban de las montañas, a causa de una tremenda tormenta, desbordaron el cauce del río Beas formando una tromba de barro y piedras que fue arrasando todo cuanto hallaba a su paso, segando la vida de un joven.

El escultor Constantino Unghuetti quiso inmortalizar esa página negra con unas figuras alegóricas para ornamentar la fuente monumental erigida en el paseo de la localidad. En el mismo paseo hay otro monumento del mismo autor con el escudo de la villa y los símbolos del trabajo intelectual del hombre, la insdustria y la agricultura. Finalmente, Unghetti erigió, como no podía ser de otra manera, un monumento a la popular fiesta de los toros ensogados de San Marcos, modelado y fundido en bronce.

Volver

 

Un paseo por el pueblo para visitar su patrimonio cultural

En el interior de la villa de BEAS DE SEGURA hay numerosos monumentos que forman parte del patrimonio histórico, por los cuales se puede hacer un recorrido minucioso resaltando su pequeña historia.

El recorrido lo vamos a iniciar desde la entrada del pueblo adentrándonos poco a poco en su interior pasando por cada uno de ellos.

Empezaremos el recorrido en la plaza de San Marcos situada en la C/Angosto que nos lleva a nuestra primera parada del recorrido:

Plaza de San Marcos. Fue instituida en 1196 y creada para el desencajonamiento de las reses bravas ensogadas durante los días 24 y 25 de Abril en honor a "San Marcos".

Siguiendo por la C/Angosto y sin olvidar hacer una pequeña mención a la C/ Albaicín

Donde podemos observar la gran ornamentación de sus paredes y portales con numerosa variedad de flores, llegamos al principio de la Plaza de la Constitución donde se encuentran dos estatuas conmemorativas por la gran inundación sufrida en esta villa el 17 de Septiembre de 1955 y son El monumento al trabajo y monumento a la inundación

Ahora nos dirigimos al Parque de Beas "Virgen de la Paz" donde podemos contemplar sus numerosos jardines cargados de flores y árboles de distintas especie y magnitud junto con su gran armonioso estanque de los patos. Este parque fue galardonado en el año 1975 con el premio Nacional de Turismo de embellecimiento de pueblos.

Siguiendo río arriba y cruzando por el Callejón de la Risa destacado por su estructura llegamos a la Iglesia Parroquial "Nuestra Señora de la Asunción". Fué creada en 1790, pero debido a numerosas desgracias como la derrota de Bailén, en 1810 sufrió un grave incendio, que llevo a reedificarla en 1825 iniciándose así un largo periodo de obras que finalizó en 1850.

En la fachada de la Iglesia se puede contemplar un impresionante fresco. En su interior hay un majestuoso retablo que fue restaurado hace unos años. Junto a la Iglesia y entrando por la parte trasera de esta, nos encontramos con El Convento de las Carmelitas Descalzas con un patio central en que se pueden admirar dos estatuas muy representativas para el pueblo de Beas de Segura: Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz.

El Convento de las Carmelitas lo fundó Santa Teresa de Jesús desplazándose desde Salamanca el 25-02-1575, poco después, mas o menos tres meses y cuando la madre Teresa pudo abandonar Beas de Segura dejó como priora a "Doña Ana de Jesús", la cual fue un prodigio de sabiduría y de activida

Posteriormente en 1578 llegó San Juan de la Cruz a Beas dándole a la villa gran proyección y universalidad.

Siguiendo nuestro recorrido nos adentramos en la calle Cantón del Carmen ubicada a la derecha de la puerta principal de la Iglesia y subiendo hacia arriba llegamos a La Villa que era una fortaleza de doble recinto de la que aún se aprecian pequeños restos. Era un fuerte de toba y hormigón con 4 torres incluidas en sus murallas y a continuación estaba el castillo asentado sobre una gran peña de toba con la que estaba realizada y sujetas todas las piezas con cal.

Este castillo poseía dos torres y dos puertas de entrada. En una de ellas existía el patio de armas y corredores de alrededor, un foso con barbacana y un pozo de agua. En la guerra de la Independencia fue incendiada hasta siete veces perdiéndose bienes históricos, arqueológicos y arquitectónicos, terminando siendo destruida en 1970 por el consejo de Ordenes Militares.

A la salida de la villa y bajando por la C/ Los Tobazos características por las innumerables escaleras que tiene, llegamos a La casa de los Sandoval construida en el Siglo XV. Es una casa solariega en cuya fachada hay un escudo de la villa y posee una gran riqueza arquitectónica e histórica con grandes habitaciones llenas de una gran variedad de antigüedades que deleitan la vista de cualquier turista.

Por ultimo ya saliendo del pueblo cogiendo la carretera hacia Chiclana llegamos a "El puente Mocho" extenso hábitat al aire libre y junto al río Guadalimar. Este lugar era paso de grandes mamíferos, como eran el ciervo y el caballo etc. Lo que lo llevó poco después a ser el camino de la trashumancia de cualquier tipo de ganado sobre todo lanar, y todavía hoy se conserva.

Volver

 

Las Pesás y Los Cristos

Estan vivas gracias al grupo folclórico Natao de Beas de Segura. Comienza su actividad en 1993, aumentando paulatinamente hasta llegar a contar con 36 componentes de los que 24 son bailaores y 12 son músicos y cantaores, dirigidos por Rogui Ojeda Jiménez. Ha recopilado cuatro bailes significativos de Beas de Segura: Los Cristos, La Malagueña del Tío Ponte o "Bailes tres", la Jota de Beas y en último lugar, en colaboración con el Grupo Chirichipe de La Puerta de Segura "Las Pesás", baile éste de origen medieval y propio de Beas. Imparten clases de bailes tradicionales a pequeños y mayores y cuentan con una grabación en el mercado cuyo título es "Aires Serranos", también han participado en la grabación del disco "Folclore tradicional de la Sierra de Segura". Ambos los puedes adquirir contactándo con ellos. Contacto: Rogui Ojeda Jiménez ·C/ Albaicín, 11 · 23280 Beas de Segura · Tel.: 953 42 40 63

Volver

 

Bolos Serranos, deporte autóctono de la Sierra de Segura

Los Bolos Serranos son un deporte autóctono de la Sierra de Segura. En nuestro pueblo existe un potente club con muchos afiliados. El nombre del club es: "Club de Bolos Serranos Los Reales de Beas de Segura" Año de fundación: 1984. Inscrito en el Registro Andaluz de entidades deportivas con el nº 9415 y miembro de la Federación Andaluza de Bolos.

DOMICILIO SOCIAL: C/ Albaicín, 18 C.P.: 23280

LOCALIDAD: Beas de Segura PROVINCIA: Jaén

PRESIDENTE: Francisco Ruiz Rubio

Existen varias categorías por equipos dependiendo principalmente de la edad de los participantes.

Se catalogan en cinco grupos:

  • -Benjamín (hasta 8 años)
  • -Infantil (9-13 años)
  • -Juvenil(14-16 años)
  • -Senior(17-64 años)
  • -Veteranos(65 años, pensionistas y jubilados)

Los Bolos Serranos tiene numerosas competiciones en las que participa, y otra serie de actividades que realiza como:

  • -Organización de sendos campeonatos comárcales en Beas de Segura con motivo del día de Andalucía y de San Marcos.
  • -Organización de las 24 horas de Bolos Serranos. (IV 24 horas), en las que han participado 60 boleros de la comarca.
  • -Organización de una liga de Bolos Serranos en Beas de Segura en sus diferentes categorías y modalidades. Este año han participado 16 niños en modalidad Benjamín, 13 en infantiles, 8 en juveniles, 22 en absoluta y 7 en veteranos. levin
  • -Organización de las actividades boleras que nos encomienda el Ayuntamiento u otros colectivos.

Para saber más sobre bolos serranos pincha aquí.

Volver

 

Otros monumentos

Entre el patrimonio local cabe citar, la Antigua Carnicería, en cuya portada barroca se hallan esculpidas las armas de la Villa, el Palacio de los Sandoval, la portada del antiguo colegio de los jesuitas y, en la calle Uceda, la arquitectura historicista representativa del siglo XIX, en la que alternan elementos neoárabes con lexicografías clasicistas y renacentistas.

Volver

 

Galería de imágenes




Ayuntamiento de Beas de Segura

Información Legal | Accesibilidad